#Columna: CORRE LA VOZ | FALLA EMBESTIDA “VERDE” CONTRA QUINTANA ROO (Por Jorge Castro Noriega)

147

CORRE LA VOZ

Por Jorge Castro Noriega

 

FALLA EMBESTIDA “VERDE” CONTRA QUINTANA ROO

ORNAMENTAL Y ONEROSO senador – metido con calzador- por Quintana Roo, el ‘júnior’ heredero de la franquicia del Partido Verde, Jorge Emilio González, no disimula su preocupación al ver cómo su prospecto para mantener el control político y económico de Cancún, el aún alcalde Remberto Estrada, no sólo no remonta en las encuestas para reelegirse en el cargo, sino que al igual que en el pasado -y por los mismos motivos- está siendo ahora investigado por el Ieqroo por presuntos delitos electorales que tienen que ver con el acopio y reparto de despensas en zonas marginadas. Y como cereza en el amargo pastel, la sombra de José Luis Toledo le oscurece todavía más el camino, pues de conseguir éste la candidatura del PRD a la Presidencia Municipal ya serían dos los difíciles escollos a librar por su pupilo: el de “Chanito” y el de la morenista Mara Lezama, que fácil lo aventajan 2 a 1 en todos los sondeos.

**********

EN LA LLANA conjetura de que Carlos Joaquín fue quien movió los hilos de la denuncia periodística que un diario local afín a su gobierno publicó en contra del alcalde benitojuarense, al que le atribuyen la operación de vehículos oficiales para transportar y almacenar despensas en preparativo a las campañas electorales, diputados federales del PVEM, a falta de algo mejor que hacer y con evidente línea marcada, tomaron la tribuna de San Lázaro para acusar al gobernador de estar más ocupado en asuntos políticos que en resolver el “desmesurado incremento de los niveles de inseguridad” en Quintana Roo. Agobiados por la angustia de lo que pasa a dos mil kilómetros de distancia de sus mullidas curules, lo tildaron de omiso para enfrentar los “grandes problemas que se ciernen sobre la entidad” y lo responsabilizaron -revelando los ñoños la intención oculta- de “promover un enfrentamiento” entre su verde e imberbe líder, Jorge Emilio González y Remberto Estrada, al querer “dividir” al PVEM utilizando como esquirol a “Chanito” Toledo. De ese tamaño el miedo.

**********

PERO COMO ESO del tejido fino en “grillas” políticas no se les da muy bien todavía a los jovenzuelos legisladores del Verde, utilizaron espacios en medios de circulación nacional para, según ellos, dirigirle los obuses de su intervención en tribuna al mandatario, sólo que como no se tomaron la molestia -pueriles como son- de redactar de menos dos textos diferentes, enviaron el mismo a un reportero de La Jornada y a un columnista de El Financiero, quienes se fueron con la finta y salvo dos o tres “pincelazos” que le dieron, así lo publicaron y salieron prácticamente “uniformados”. ¿El resultado?: la evidencia de que dicha información no fue producto de la creación intelectual de nadie, ni nota fortuita pescada en la Cámara, sino que fue por encargo, y muy mal hecho por cierto, de unos niños jugando a la tenebra política sin tener aún la madurez y la malicia suficientes.

**********

DESPUÉS DE ESO, el parvulario habrá tenido que correr con el ‘otorrino’ a atenderse las heridas en la lengua, pues parece que el “Niño Verde” nunca les dijo que es precisamente en Cancún, gobernado por su partido, donde se registra la más alta incidencia de ejecuciones ligadas al crimen organizado (237 el año pasado y 77 de enero a marzo); donde los robos a domicilios, los asaltos a negocios, a bancos y a transeúntes son la constante de casi todos los días; donde las corporaciones policiacas están prácticamente desmanteladas en equipamiento y la mayoría de sus elementos concentrados en la extorsión y en el atraco a ciudadanos por órdenes superiores y donde, como trascendió tras la reciente detención de un jefe de inspectores municipales que cobraba en el Ayuntamiento pero le reportaba a una célula delincuencial, existe la sospecha de que dicha administración está infiltrada por los malosos.

**********

TAMPOCO ALGUIEN LES dijo a los noveles parlamentarios del tucán que sería tan incongruente como arriesgado pretender armarle ese tinglado de “desmesurada inseguridad” a Quintana Roo, cuando apenas días antes los titulares de la PGR y de la Policía Federal en México, al presentar los primeros resultados de la investigación de la explosión del ferry en Playa del Carmen, afirmaron que la seguridad en el estado estaba garantizada gracias a la coordinación de las autoridades de los tres órdenes de gobierno y dijeron que las actividades laborales y turísticas se estaban desarrollando con normalidad para recibir a los cientos de miles de visitantes que abarrotarán en estas fechas -como cada año- las playas y balnearios de los diversos destinos del estado. Además, mas celoso de la salvaguarda de sus intereses y de la integridad de sus connacionales no puede haber otro que el gobierno de Estados Unidos, el cual también antes del dislate de los “verdes” en San Lázaro flexibilizó su alerta de seguridad -que no fue “warning”- y reabrió su agencia consular en Playa del Carmen, en un gesto de confianza de que aquí se están haciendo las cosas muy diferente a lo que los “preocupados” diputados del PVEM perciben desde la Ciudad de México.

**********

Y BUENO, SI es que acaso quedara una duda de quiénes sí y quiénes no están haciendo su trabajo para preservar la seguridad en Quintana Roo, que requiere por supuesto de mayores esfuerzos conjuntos y menos zancadillas políticas de todos los actores gubernamentales para devolverle la paz de la que gozaba antes, este miércoles los más altos mandos de la Sedena en Quintana Roo y Yucatán destruyeron en la guarnición militar de Cancún 468 armas de fuego, cargadores, cartuchos y hasta granadas decomisados al crimen organizado. Ante los de verde olivo atestiguó como invitado especial Carlos Joaquín, quien reconoció el trabajo de las fuerzas armadas federales para garantizar la estabilidad y la tranquilidad en el estado. Y en su intervención, mandó un contundente mensaje: “En Quintana Roo hay cero tolerancia a la delincuencia. Para quienes quieran desestabilizar las instituciones, para quienes quieran generar pánico y destruir todo lo que se ha construido con el esfuerzo de todos, existe una sola expresión muy enfática: ¡Aquí no lo vamos a permitir!”. Habrá quienes lo entiendan… y habrá quienes no.

Comments

comments