#Columna: EL CIELO DE LA OPOSICIÓN | LAS FRUSTRACIONES DE CLÓSET (Por Roberto Guzmán)

49

EL CIELO DE LA OPOSICIÓN

Por Roberto Guzmán

Las frustraciones del clóset

A lo largo de la historia los maricones somos tan antiguos como los propios fundamentos del fanatismo de algunos otros que han preferido el confort del “closet”, que el de enfrentar su orientación o identidad sexo-genérica al no aceptarse abiertamente gay o lesbiana al haber tantos bemoles.

La homosexualidad ha estado siempre presente a lo largo de la historia del hombre donde la cultura y el protagonismo con actos de crueldad, tortura y de exterminio han sido referentes para que hoy hombres y mujeres opten por vivir dentro de un closet y no tener que enfrentar sus miedos y librar ser rechazados por sus familias o sus amigos que en ocasiones llegan a convertir su entorno en un infierno lleno de sufrimientos y de conductas que podrían muchas volverse autodestructivas.

Si la homosexualidad ha estado presente a lo largo de la historia del hombre, la discriminación y la homofobia desde tiempos muy remotos han estado también, al contar desde la más temprana antigüedad y a lo largo de las épocas y de las sociedades con casos bien documentados de personajes y de prácticas sexuales alternas que se llevaban a cabo y donde muchos hombres y mujeres no les preocupaba ser rechazados o señalados por el escrutinio popular y que hoy tiene una percepción persecutoria.

Gracias al activismo como a la incidencia política en las legislaciones mexicanas que han conquistado libertades para el ejercicio pleno y el reconocimiento de los derechos humanos, muchos decretos han puesto a la diversidad sexual en nuevos contextos progresivos y muchos más visibles. Hoy no debería resultarnos extraño que un hombre mayor ame a un muchacho joven cuando en la Grecia antigua se consideraba normal que el hombre decano se ocupase de la educación política, social, científica y moral del joven amado.

Quizá en otras épocas resultaba aún más extraño que dos hombres adultos mantuvieran una relación amorosa; hoy el amor entre iguales no debería ser tema de discusión ni de señalamientos  cuando la historia tiene documentadas las relaciones entre Aquiles y Patroclo y la de Alejandro Magno y Hefestion como muchas otras entre muchas parejas de soldados que salían a combatir.

Ante estas realidades mis estimados lectores habría que aclarar que la raíz de la homofobia nunca ha sido la Biblia ya que hasta el siglo XII la homosexualidad era admitida plenamente en ella y por las iglesias europeas, donde incluso en algunas se llegaron a celebrar liturgias entre personas del mismo sexo.  Han sido los detractores de los homosexuales los que aún siguen buscando justificación a sus ideas en todas las fuentes que han tenido a su alcance, incluso en la Biblia donde muchas situaciones siguen generando la creencia de que la misma condena la homosexualidad.

Considero mi estimado lector que detrás de las mentiras y de vivir una vida de falsa armonía no deberíamos permitir el que alguien aún se esconda con una gran tristeza y enorme ira frente a otros iguales y a sus familias, por no aceptarse tal cual es.

Y si existe mucho miedo de sentir que al conocerse la verdad la familia llegaría abandonarlos considero que no sería el miedo el que luego convertirá en realidad sus circunstancias.

¿No cree usted estimado lector que el Closet solo debería ser usado para colgar la ropa cuando no hay nada peor que esconderse y odiarse a sí mismo por algo que realmente uno es y que por ello no debe pasar nada?

Comments

comments