#Columna: LAS COSAS POR SU NOMBRE | LA EMBESTIDA COZUMELEÑA (Por Carlos Alberto Rosales)

0
75

Las cosas por su nombre

@Carlos85458323

Por Carlos Alberto Rosales

 

La embestida cozumeleña

El apellido Joaquín sigue siendo sinónimo de liderazgo político en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), tan alicaído por estas épocas de efervescencia política.

En las últimas horas estuvo en Quintana Roo el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell  acompañando a candidatos de su partido en eventos, a propósito de la campaña en ciernes., De más está decir que en el evento de la postulante tricolor por el Distrito 01,  Leslie Hendricks, hubo una multitudinaria concentración de adherentes que brindaron su respaldo y aplauso al funcionario federal  Joaquín y, a la candidata de su facción política.

Mientras tanto en Cozumel,  otro Pedro Joaquín, esta vez, el   hijo del ex gobernador y actual funcionario de gabinete federal, fue respaldado por sus seguidores priistas. Pedro Joaquín Delbouis, candidato a la presidencia municipal de Cozumel, ha logrado un fuerte respaldo  de parte de  la isla de las Golondrinas, asediada por malas administraciones e inseguridad.

El candidato del PRI está obteniendo según sondeos extraoficiales, una ventaja sobre su más cercana competidora, la actual alcaldesa Perla Tun Pech de más de 18 puntos.

Sin vueltas

Sigue la batalla legal para lograr su reconocimiento como candidato de José Luis Toledo Medina que se deberá definir en las próximas horas en la máxima instancia legal electoral de la Federación.

Mientras tanto se acrecientan los apoyos a  la figura del joven legislador federal con licencia en medios de comunicación y redes sociales en lo que se ha convertido una dura batalla por la reivindicación para que los más preparados no sean excluidos del proceso electoral en ciernes.

Se acaban las opciones

En poco menos de 30 días habrá elecciones generales en México. Los escenarios a nivel federal y de los estados son pocos convincentes a la luz de lo que hemos venido observando en los debates de los candidatos presidenciales y, las campañas atípicas y sin propuestas de fondo que se vienen orquestando a nivel local.

En el ámbito estatal, esta semana además de la crisis de inseguridad se externó la inquietud de parte  de dos cadenas hoteleras mexicanas. Palace Resorts del empresario José Chapur y,  el grupo  Vidanta del ingeniero Daniel Chávez. Según información de REPORTUR.mx ; han tenido variaciones de ocupación a la baja en las últimas semanas de “hasta el 30 por ciento en casos puntuales respecto a las mismas reservas de un año atrás, lo que revela hasta qué punto se está produciendo un desvío de turistas estadounidenses hacia otros enclaves turísticos del Caribe…”, debida a la crisis de inseguridad que vive el  Caribe Mexicano

Si a esto sumamos la información dada a conocer por  ejecutivos de cadenas hoteleras españolas, las más diversificadas en cuanto al mix de pasajeros globales que tienen como clientes, que externaron venir “ sufriendo en Cancún y Riviera Maya un incremento  de las extorsiones por parte de distintos grupos en momentos en el que la inseguridad creció en los destinos…” , tenemos que exigir la investigación y esclarecimiento de los grupos oportunistas que extorsionan bajo el  amparo de Unidades Verificadoras de Seguridad  Laboral y Salud que con el declamado objetivo de  “certificar empresas prestadoras de servicios conexos, se presentan en cadenas hoteleras como “certificadoras, representantes del gobierno estatal” de equipamiento, pagos de nómina, condiciones laborales, etc.

Es prioritario de parte de las autoridades investigar exhaustivamente las  denuncias ante  situaciones que se consideren sospechosas o poco transparentes. Es tiempo, también, de que la Justicia asuma su posición independiente en la división de poderes del gobierno de turno.

 Urge que la administración estatal por intermedio de los organismos de control, investiguen estas situaciones que comienzan a resentir la actividad turística en nuestros destinos más importantes.

A los gobiernos hay que vigilarlos

En columnas anteriores hablamos sobre el poder y la política. El poder puede ser de derecha, de izquierda; neoliberal o progresista, pero no puede no tener éxito. Tenemos en marcha, el ejercicio de un gobierno pragmático y acomodaticio que tuvo un gran éxito electoral en su momento  e irradió una estela de lucha contra la corrupción y la búsqueda de la transparencia. Pero, esa lucha, meritoria por cierto ya culminó con el encarcelamiento de los responsables y sus debidos procesos.

Hoy existen otras circunstancias de la que la ciudadanía exige tratamiento y, hay que avocarse a ello porque no vaya a suceder que,  por detentar ciegamente  el ejercicio del poder, el problema que se  presente es  no darse cuenta que se está realizando una mala gestión  para la ciudadanía.

En el pórtico

Este  gobierno me hace recordar a aquella película de Charles Chaplin en la que prepara su valija para un viaje y, en  el apuro por no perder el tren, literalmente arroja su ropa en la maleta y la cierra velozmente. Es así que, de los cuatro costados sobresalen mangas de camisas, piernas de pantalones y, hasta cordones de zapatos. Advertido de esto, Chaplin toma una tijera y, sin miramientos corta los sobrantes de  las prendas. Cuando llega a destino, las camisas le faltan las mangas, los pantalones están llenos de agujeros y  hasta le faltaba la punta a algunos de sus zapatos. Los trenes, como los políticos no siempre salen en horario o están en  sintonía con la ciudadanía y por, su premura abandonan a todos “sus pasajeros”.

Mientras tanto,  los pasajeros  (ciudadanos), siempre  ordenamos nuestra maleta  con tiempo y dedicación.

Comments

comments