#Columna: LAS COSAS POR SU NOMBRE | NADA QUE FESTEJAR, PROMESAS FALSAS Y UN DEJO DE SOBERBIA POLÍTICA (Por Carlos Alberto Rosales)

0
145

Las cosas por su nombre

Por Carlos Alberto Rosales

@Carlos85458323

 

Nada que festejar, promesas falsas y un dejo de soberbia política

Llegaron en las últimas horas a la zona Norte de Quintana Roo en visitas “de médico” y, para reuniones con opulentas comidas con sus genuflexos seguidores con cargos pagos a cuenta de los impuestos de los contribuyentes.

Prometieron terminar con la corrupción o hacer mejores vialidades o en un rapto de optimismo declarar que “arriba” en las encuestas. Miente, miente, que algo queda, decía Goebbels, el jefe de la propaganda Nazi que nada tiene que envidiar a la/los voceros de la política vernácula.

A Ricardo Anaya se lo vio exultante, triunfador en la reunión con el centenar de seguidores que se reunió en el complejo del Hotel Maroma de la Riviera Maya. Al que no se lo vio muy contento es a su coordinador de campaña en el Estado: Juan Carlos Pereyra, que como es costumbre, siempre está a la expectativa de cometer gruesos errores en su alocada carrera por ser el “Golden boy” de la política local y, ya llegando casi a sus cuatro décadas no lo logra.

Henry Mintzberg, uno de los referentes globales en estrategia, comenta en uno de sus libros que “a pesar de contar con una estrategia deliberada, la realidad puede no resultar como se pensaba…”

A José Meade que hizo su visita fugaz, también a Cozumel para respaldar al unigénito candidato que puede darle una presidencia municipal al PRI, se lo notó cansado por el raid de visitas nacionales y, también por tener que “cargar” con la diáspora y desgracia de un partido apestado. Al ya casi ganador Pedro Joaquín Delbouis, se lo notó discreto en su alegría electoral y, con la humildad que lo caracteriza, rodeado de la vieja “fauna” priista que busca sobrevivirenquistada en el poder.

Pepe Meade tuvo un cambio de expresión, ni bien llegado a Cancún, donde el intrascendente presidente municipal en retirada, el “verde”, Remberto Estrada Barba, lo invitó a cenar a un exclusivo restaurante consu séquito de asesores y así, quitarse el sabor de la taquiza de cochinita que había compartido con “la raza” en la isla de las Golondrinas.

Sólo falta una nueva visita de Andrés Manuel López, que nada tiene que ver con aquel célebre comics español de “las puertitas del Señor López”, pues aquel no tenía fijación por ser presidente de México sino porplaceres más mundanos.

De la realidad de los quintanarroenses nadie dijo una palabra al bajar de sus camionetas blindadas, rodeados de guaruras: llegó otro festejo del Día Internacional de Trabajo y Cancún cerró el mes de abril contabilizando 60 muertes violentas, que sumadas a las del primer trimestre suman 157, prácticamente, el 50 por ciento de las de todo 2017.

Un estigma que, ni las autoridades locales, ni las federales parecería tienen intenciones de solucionar para no perder la única fuente de ingresos con la que contamos los quintanarroenses.

Las malas prácticas de Mayra  

La foto de ocasión junto al gobernador Carlos Joaquín y los demás candidatos de la alianza PAN – PRD – MC y, el encuentro con el candidato presidencial: el panista Ricardo Anaya, durante el pasado fin de semana en la Riviera Maya, sirvieron de manifiesto de la garantía de la “conexión” y óptima relación que existe entre el panista y Toledo Medina, quien aprovechó su paso por San Lázaro para gestar relaciones y amistades con el poder que muchos desconocen.

La inteligente decisión de los Perredè locales encabezados por Jorge “el topo” Aguilar Osorio y el grupo de Julián “Charro” Ricalde Magaña en respaldar la complicada candidatura de Toledo Medina, en luchacontra el argumento pueril del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), que cerrado en la necedad de su presidente: ´Mayra San Román Carrillo siguen dando largas a una resolución que de denegarla nuevamente en favor del candidato de la alianza Quintana Roo al Frente (PAN – PRD – MC), acarreará imprevisibles consecuencias no sólo para la honorabilidad del Ieqroo y sus consejeros, sino también para la actual administración de gobierno.

Los arbitrajes en casos de residencia tienen jurisprudencia para consulta desde hace décadas. Recordemos en el año 2005, que el propio gobernador Carlos Joaquín González fue impugnado como candidato a presidente municipal de Solidaridad por militantes del Partido Acción Nacional a pedido de una “mente traviesa” que no quería que fuera candidato o mejor dicho que no lograra avanzar en la política quintanarroense.

No es casualidad, que Mayra San Román y sus consejeros, estén tomando equivocadamente una decisión que a todas luces posee jurisprudencia para solucionarlo de manera positiva y sin poner en peligro la honorabilidad de los consejeros que integran el Instituto Electoral de Quintana Roo. El que no ostenta autoridad jurisdiccional establecida para dictaminar quien es candidato o no. Su obligación es la de organizar y coordinar todos los aspectos que hacen al proceso electoral.

Pero en definitiva quien aprobará finalmente el espinoso asunto será el Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) o, por default, el Tribunal Federal Electoral (Trife), único órgano jurisdiccional en materia electoral que resuelve las impugnaciones y protege los derechos políticos de todo ciudadano mexicano.

El papelón al que se están exponiendo los consejeros del Instituto Electoral local y, su presidenta, es mayúsculo al no estar resuelta esta controversia con el candidato. Y que está fortaleciendo la imagen de Chanito Toledo, dando  una nueva instancia de fortalecimiento institucional a un PRD que venía de capa caída en la alianza del gobierno del Cambio. Estoayudará a los candidatos Perredè a cargos legislativos a cosechar votos extras en la circunscripción de Benito Juárez y la Riviera Maya ante el ascenso de la popularidad del candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez que Mayra San Román y susconsejeros quieren proscribir ilegalmente.

Pero,… así es la política

En todo grupo político existen matices, como existen también en los gobiernos. Habrá que ver las decisiones que en las próximas semanas tomará Carlos Joaquín González con los colaboradores díscolos que desafiaron su “prescindencia” en las internas de sus aliados de la alianza “Por México al Frente” y que, con su actitud lograron fortalecer a Chanito Toledo como el perfil político y atracción de esta elección, que se convierte “de Estado” en Quintana Roo, dejando ensegunda instancia a la presidencial que tiene ya, prácticamente un ganador definido.

Algunos joaquinistas parecería tienen dificultades para entender lo que percibe la ciudadanía quintanarroense al cometer errores infantiles, de manual, en la política vernácula. No aprenden de su jefe político y, de sus mentores: el entrañable Don Nassim Joaquín Ibarra y, de Pedro Joaquín Coldwell que enseñaron a las nuevas generaciones de Joaquines a discutir matices políticos, debatiendo en voz baja y buscando los detalles más relevantes, sin estridencias.

Si algo tienen en común los Joaquines puros y José Luis Toledo Medina es que, conocen de alianzas estratégicas y, también, sobre la necesidad de terminar con los problemas que afronta el principal distrito electoral del Estado y, poner un alto a la violencia, a la inseguridad que está poniendo en crisis la economía de Quintana Roo. Para esto se necesita un político con actitud y personalidad, que tome las decisiones que haya que tomar y. para estos menesteres: José LuisToledo Medina, se pinta solo.

Comments

comments