#Columna: LAS COSAS POR SU NOMBRE | NO VIMOS VENIR EL MANIQUEÍSMO POLÍTICO DEL GOBIERNO (Por Carlos Alberto Rosales)

0
221

Las cosas por su nombre

@Carlos85458323

Por Carlos Alberto Rosales

 

No vimos venir el maniqueísmo político del gobierno

Nadie se hace responsable pero algún poderoso está haciendo resquebrajar el Frente UNE, que hace exactamente dos años dio un triunfo incontrastable a Carlos Joaquín González como gobernador en una ,apuntalado por una mèlange entre la derecha e izquierda, hasta la actualidad difícil de digerir ideológicamente hablando.

La caída de la candidatura del diputado independiente José Luis Toledo Medina a la presidencia municipal del municipio más poderoso de Quintana Roo: el de Benito Juárez. Demarcación que cuenta con más del 51 por ciento del padrón electoral del estado, es una traición hacia el PRD, difícil de digerir por sus autoridades, que recién caen en cuenta que tienen un enemigo interno entre sus compañeros de ruta.

Que uno de las personalidades más respetables de los Perredè, su ex líder nacional, Don Agustín Basave, haya estado por estas horas en el Caribe y dejara correr la noticia de que hablaría con el gobernador para pedir su versión de “que pasó con la candidatura de Toledo Medina”, deja algo de tela para cortar en esta trama política tragicómica que nos envuelve.

Debemos valorar la actitud republicana de los líderes locales del PRD: el presidente estatal Jorge Aguilar Osorio y el candidato a senador, Julián Ricalde Magaña, de no rechazar públicamente lo que en los entramados del poder, se asegura, responde a un “golpe político” que viene del entorno íntimo del poder estatal.

Los apoyos a la figura del joven legislador federal con licencia en medios de comunicación y redes sociales llegaron a niveles siderales en la dura batalla por la reivindicación de sus derechos electorales y la popularidad que mantiene en un electorado cansado de la inacción de políticos que tomaron a la perla del Caribe: Cancún, como botín de guerra de la ineficiencia política coludida con grandes nichos de corrupción.

 

La otra batalla

Apartado de la lucha electoral el principal competidor queda ahora esperar que la “gris” campaña de la candidata de Morena: Mara Lezama, crezca un poco en la simpatía de un electorado remiso como el de Benito Juárez, que no cree en promesas de varieté.

Más en cuanto y en tanto, Niurka Sàliva, la ex primera dama de Benito Juárez, en mancuerna con su marido Gregorio Sánchez Martínez, ex presidente municipal de Cancún, vienen realizando una mancuerna política para la alcaldía y diputación federal, respectivamente que día con día sigue sumando simpatizantes y, se ha convertido en un verdadero “dolor de cabeza” para los estrategas morenitos de Lezama, que sin ideas claras, rehúye a un debate de propuestas entre su candidata versus Niurka, porque saben que, en esa instancia, la esquiva ex cronista de la socialité cancunesse y populachera de Turquesa queda en total desventaja.

 

 

Los sospechosos de siempre

 

Dos situaciones se suscitaron en las últimas horas que enrarecen un sano ejercicio de la política local.

El primero el ataque criminal que sufriera la candidata a regidora de la lista de la coalición PRI/Verde/ Panal a la presidencia municipal de Isla Mujeres, Rosely Danilù Magaña mientras realizaba proselitismo en la populosa colonia San Antonio de la zona continental junto a la militante, Lisbeth Pasos Sarabia. Por suerte, el susto no paso a mayores y las damnificadas se encuentran fuera de peligro.

La violencia se metió en la campaña y, la responsabilidad de este tipo de atentados criminales debe ser tenido muy en cuenta por las autoridades estatales y municipales porque, hechos como éste, demuestran que cada vez se les está haciendo más traumática la gestión a quienes gobiernan.

El hecho dejó mucha tela para cortar a partir de la conferencia de prensa organizada por el candidato a la reelección priista Juan Carrillo que deslizó que, el atentado que sufrió Danilù Magaña, “vino de un candidato que ya se ve perdiendo en esta contienda electoral…”

Por otra parte, le entró al quite el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, a la alcaldía de Isla Mujeres, Edgar Gasca Arceo que también convocó a los medios para decir su verdad: “Que investiguen a todos, incluyendo a Juan Carrillo…”; y tratar de deslindar así responsabilidades o sospechas en el ataque sufrido por la candidata del PRI a la segunda regiduría.

La segunda situación grave que roza a la alianza ^Por México al Frente” del PAN/PRD/MC, es la denuncia en contra de su coordinador de campaña, Juan Carlos Pereyra que ventiló a nivel, nacional el medio Proceso, en la que se acusa al susodicho de apropiarse de un predio en el ex rancho “El Caracol” de propiedad aparente de Damián Canche Pool y María Loria Cano, mediante argucias legales.

Los problemas del matrimonio iniciaron por el año 2015 cuando según referencia la investigación de Proceso, un tal Héctor Salazar se ofreció para ayudarlos en la regularización del predio de 58 hectáreas y, les solicitó la documentación del mismo. Aparentemente, con los documentos en su poder. El sujeto de marras, dio los documentos y posterior posesión de la tierra a Pereyra Escudero, que por esos tiempos era secretario del Municipio de Solidaridad y, estaba sospechado de la toma de tierras en In House de Playa del Carmen.

El individuo le dio los documentos y la posesión del terreno a Juan Carlos Pereyra, exsecretario del Ayuntamiento de Solidaridad (Playa del Carmen) y actualmente diputado local con licencia y coordinador estatal de la coalición “Por Quintana Roo al Frente”.

El coordinador de la alianza PAN / PRD / MC a nivel estatal, llegó a finales de 2005 a la campaña a la presidencia municipal de Solidaridad, del entonces candidato, Carlos Joaquín González de la mano de Juande la Luz Enríquez Kanfachi, quien posteriormente le solicitó al candidato electo que lo nombrara como secretario, junto a su hermano Jesús Enríquez Kanfachi.

Por aquellos tiempos los problemas comerciales perseguían a Escudero en relación a negocios con la compra y venta de carros y de una troca F150, color negra con motorización Harley Davidson en la que se desplazaba.

Comments

comments