#Columna: PLEAMAR | TANTO VA EL CÁNTARO AL POZO… (Por Lenin Amaro Betancourt)

153
PLEAMAR
LENIN AMARO BETANCOURT
TANTO VA EL CÁNTARO AL POZO…
Dice el dicho y dice bien: “tanto va el cántaro al agua”.
Refrán popular que adaptándose a la Riviera Maya, podría quedar: “de impuesto en impuesto, se pierde turistas”.
Esto a raíz de la iniciativa que está en el Congreso del Estado,  de aumentar un punto porcentual, del 3 al 4%, el impuesto al hospedaje en el estado de Quintana Roo que en su origen era del 2%, misma que se cocina sin el consenso del sector empresarial y mucho menos del Hotelero estimado lector, como se dio hace un año la aprobación del derecho de saneamiento de 20 pesos por cuarto noche, sin consenso “fast track”,  tal como se aprueban las oscuras iniciativas en nuestro país, de pronto nos enteramos que el impuesto iba adelante sin previa consulta.
Ahora, aunque se anuncia con antelación, las cosas van, más o menos por el mismo rumbo. De, “impuesto en impuesto, le pega al sector turístico una vez más ”.
Es decir, se sigue jugando con fuego. No podemos  seguir solapando este tipo de arbitrarias decisiones de parte de los diputados bajo el argumento que la Riviera Maya alcanza por estas fechas un record en ocupación por ello aguanta el 1% o más , porque este no es el único problema.
Si se piensa de esta forma, entonces dejamos de lado a todos aquellos pequeños empresarios y particularmente hoteleros que se han visto obligados a cerrar sus puertas, tal como es el caso del hostal Playa, localizado a un costado del Palacio Municipal y otros más porque el pequeño hotelero es el más afectado por todos los impuestos, de los cuales, además, no conocemos de manera transparente cuál es su verdadero destino. Seguimos sin saber, por ejemplo, el destino del 25% adicional que pagamos por nuestras concesiones en la playa, porque no se nota que se aplique en su mantenimiento, basta dar una vuelta por la franja costera para darnos cuenta del abandono.
Por otro lado existe una gran incertidumbre acerca del derecho de saneamiento, pues desde que se aprobó en lo oscurito, no hay claridad: el fideicomiso no está listo, no sabemos quiénes integrarán el comité y tampoco sabemos el destino de todos los recursos que ya se han recaudado hasta el momento por parte de algunos Tour operadores y hoteles.
La inseguridad, a tope este 2017, motivo para el cual supuestamente aumentará un 1% en impuestos al hospedaje, ha obligado a establecimientos en la Riviera Maya a cerrar sus puertas y no cesa por falta de resultados.
Luego entonces, de qué están sirviendo en realidad tantos impuestos.
Insisto, no es solo un tema de ocupación, sino de todas las afectaciones que hay detrás, todos aquellos que pierden su patrimonio conseguido en años, todos esos pequeños negocios que han cerrado sus puertas, mientras los grandes emporios con sistema todo incluido se fortalecen al igual que segmentos que pagan mucho menos impuestos como el Airbnb.
Por todo lo anterior, estimado lector, el turista puede voltear hacia otros destinos vacacionales sobre todo el turismo Mexicano que de por sí nos ven como un destino caro aún con menos impuestos, lo que nos coloca en desventaja en el sentido turístico.
Lo peor es que los diputados no son los que dan la cara a la hora del reclamo.

Comments

comments