#Columna: LA COLUMNA | Y SECTUR NO VA A CHETUMAL (Por Gerardo García)

0
115

La Columna

Por Gerardo García

[email protected]

 

Y Sectur no va a Chetumal

Es lo que pasa con propuestas sin sustento. Sin posibilidad real de que sucedan, promesas de campaña electoral que nomás no cuajan. No, porque no hay manera de que ello suceda. Ahí la arenga que se enfrenta con la realidad,
Y el desencanto de la población queda ahí.
Una de las propuestas más polémicas que hizo el presidente electo Andrés Manuel López Obrador fue la descentralización de la administración pública federal. El traslado a distintas ciudades del país de las secretarías de estado que integran su gobierno. Una de ellas, la Secretaría de Turismo, se trasladaría a Chetumal, lo que generó una gran expectativa entre los habitantes de la capital del estado, quienes lo vieron como una oportunidad de alimentar una decaída economía que los acompaña. El asunto es que al revisar la viabilidad de la mudanza de las dependencias, el equipo de López Obrador definió que no hay posibilidades económicas para hacerlo, amén del impacto que les generaría en su vida cotidiana a miles de burócratas que trabajan en la administración pública federal. Un movimiento de miles de millones de pesos en un gobierno que invoca a la austeridad como bandera. Lo que se determinó hacer, de acuerdo a las fuentes consultadas, será la apertura de oficinas pequeñas de las secretarías de estado en las ciudades que fueron seleccionadas y que operarían con un puñado de funcionarios públicos que sí se trasladarían, además de que los secretarios de estado despacharían uno o dos días en esas ciudades,
O sea algo así como engañar con la verdad.

De ser así, a Chetumal llegaría un equipo pequeño de empleados de la Secretaría de Turismo y su titular, Miguel Torruco, despacharía un par de días en la capital quintanarroense. No habría un movimiento mayor de burócratas, pues se mantendrían en la Ciuadd de México. Se trata, dicen, de evitar la mudanza –para la cual no tienen dinero- pero cumplir hasta cierto punto con la promesa del ahora presidente electo.

De confirmarse esto, en efecto generará en Chetumal un desencanto. Los habitantes esperan que con la llegada de la Sectur, su economía mejoraría. Que sería el influjo necesario para sacar del letargo a una capital cuyo movimiento comercial y su vida económica dependen en su mayoría del gobierno. En este caso, del estatal, que es el que en buena medida mantiene a sus habitantes. Algo que debe cambiar.

En efecto, si llegaran miles de burócratas a esa ciudad habría un movimiento económico; pero la dependencia que se tiene del gobierno debe cambiar. Debe buscarse una diversificación que puede conseguirse con la integración del estado.

Que crezca la industria turística, sí; pero que puedan establecerse cadenas de suministros con el norte del estado y sus decenas de miles de habitaciones hoteleras. Y no sentarse a lamentarse porque no se muda Sectur a Chetumal.

Comments

comments