#Columna: PLEAMAR | A MENOS DE 48 HORAS DEL AUTÉNTICO CAMBIO (Por Lenin Amaro Betancourt)

0
59

PLEAMAR

Por Lenin Amaro Betancourt

 

A menos de 48 horas del auténtico cambio

La palabra Cambio se convirtió en una muletilla la cual se ha usado en reiteradas ocasiones, aunque no en todos los casos fue un ejercicio congruente, sino una frase de márketing. Un buen ejemplo de ello, fue la entrada del “Gobierno del Cambio” que encabezó del año 2000 al 2006, el ex presidente Vicente Fox Quezada, pero cuyos resultados hoy están empañados por la duda.

Pero esto no quiere decir que el “Cambio Verdadero” no haya sido un anhelo para los mexicanos desde hace ya muchos años, 30 cuando menos, pero pudieran ser más si sumamos las cuestionadas administraciones de José López Portillo, Luis Echeverría Álvarez y Gustavo Díaz Ordaz, entonces la suma resulta en cuando menos, 48 años de administraciones que traicionaron el sentir de la población.

Este sábado rendirá protesta ante la Nación, Andrés Manuel López Obrador, personaje en quien los mexicanos hemos depositado nuestra confianza y a quien hemos decidido apoyar por lo que su lucha y propuesta representan para los mexicanos; un presidente que antes que nada, se ha comprometido a combatir la corrupción y la impunidad como no se había hecho en la historia moderna de México, si acaso con la excepción del general Lázaro Cárdenas del Río.

Pero esta toma de posesión, no sólo cuenta con la confianza y el aval de los mexicanos; no hay que perder de vista que la administración de este gran país está inmersa en el concierto internacional y que, el estado de inseguridad, impunidad e ingobernabilidad que hoy por hoy padecemos, pone en riesgo a las inversiones internacionales que se ejercen en México y la seguridad e integridad de los ciudadanos extranjeros que nos visitan.

Por ello, la confianza y sobre todo la esperanza de ejercer un gobierno que antepone el interés general al de los grupúsculos que hoy detentan el poder, es de hecho una exigencia de los gobiernos de otros países como condición sine qua non para seguir haciendo negocios con México y apoyarle en su desarrollo.

Por ello es que resulta peyorativo y hasta ridículo hacer comparaciones con los gobiernos de otros países latinoamericanos; el caso de México es muy distinto y la idiosincrasia de los mexicanos dista mucho de tolerar fascismos como los ejercidos en otros países.

Sólo 48 horas, aunque ya hemos comenzado a registrar los cambios de fondo a los que se comprometió Andrés Manuel y que son reformas gestionadas desde el Congreso de la Unión y que apuntan todas a empoderar a los ciudadanos, no a un dictador.

Saludos.

Comments

comments