#Columna: PLEAMAR | EL INCREMENTO A LOS SALARIOS MÍNIMOS, UNA MEDIDA DE JUSTICIA SOCIAL (Por Lenin Amaro Betancourt)

0
218

PLEAMAR
Por Lenin Amaro Betancourt

El incremento a los salarios mínimos, una medida de justicia social

La congruencia es un requisito indispensable que abona, no sólo a los mejores resultados en el ejercicio profesional de un ser humano, es además un sine qua non de las historias personales y familiares exitosas, libres, tranquilas; de ninguna manera es posible pregonar la incorruptibilidad, la necesidad de decir siempre la verdad, decirse honrado, cuando en los hechos ocurre todo lo contrario, el resultado será invariablemente el mismo, será evidente la mentira y quien se conduce de forma incongruente, será siempre cuestionado públicamente por sus actos. Por ello, de forma congruente, el presidente de la República regresó más de 22 mil pesos de su primer cheque.

Esta acción y la gestión necesaria para el incremento de los salarios mínimos en México son dos muestras de voluntad, pero sobre todo, actos de congruencia de una administración que considera beneficiar a los ciudadanos; no sólo a los más necesitados, sino a todas las clases sociales y resulta interesante el análisis del axioma “por el bien de todos, primero los pobres”, pues en los hechos, hoy somos testigos de cómo la falta de oportunidades, los salarios que no alcanzaban no para comprar los productos básicos para vivir, ha obligado a muchos mexicanos a engrosar las filas de la delincuencia organizada.

Por ello, desde el planteamiento inicial de la presente administración, se han definido clara y cuidadosamente los aspectos que darán como resultado lograr la paz que tanto anhelamos los mexicanos y las primeras fueron, pagar apoyos a los jóvenes que estudian, construir más escuelas, ofrecer oportunidades a los recién egresados, pensionar a los adultos mayores, a quienes sufren una discapacidad y, desde luego, la joya de la corona, un incremento del 16.21 por ciento a los salarios mínimos.

Claro, lo que se pretende es mejorar la calidad de vida de todos los mexicanos con este incremento a los salarios mínimos, por primera vez, esta percepción rebasa la frontera de los 100 pesos, ha quedado en 102.68 pesos y de 172.76 pesos en la frontera norte. Ello porque, lo que pretende hacer la administración de Andrés Manuel López Obrador es que los mexicanos dejen de salir del país por necesidad, que si deciden salir de México sea por una decisión personal que no tenga que ver con la pobreza y las condiciones en las que vive en su propio país, lo cual es también, una perspectiva histórica.

Por primera vez en más de 20 años, el salario mínimo comienza a recuperar el poder adquisitivo que se ha perdido en décadas y más décadas en que, los precios de la canasta básica se incrementan muchas veces por encima de los incrementos que se fijaba cada año al salario mínimo, si analizamos, los incrementos fueron siempre inferiores al 5 por ciento.

Es muy alentador saber que las decisiones que, en lo personal ha tomado el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador comienza a tener eco, a replicarse en otros servidores públicos; es así que ayer supimos del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM), y el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), decidieron disminuir su percepción salarial.

Evidentemente que hay decisiones que les hace mucho ruido a quienes fueron beneficiados en las anteriores administraciones y tenemos a muchos medios de comunicación e informadores quienes se inconforman con las decisiones del Gobierno de México y desde luego que habrá críticas; lo importante es entender los objetivos generales de este nuevo Gobierno y no permitir que se descontextualicen los puntos que tienen que ver con una estrategia general y que es, por encima de todo, congruente.

Comments

comments