#Columna: PLEAMAR | LA CONSULTA CIUDADANA SOBRE EL TREN MAYA, LA MARCHA FIFÍ Y EL PROYECTO DE NACIÓN (Por Lenin Amaro Betancourt)

0
187

PLEAMAR
Por Lenin Amaro Betancourt

 

La consulta ciudadana sobre el Tren Maya, la Marcha fifí y el Proyecto de Nación

Ayer se registró en la ciudad de Mérida una de las reuniones más importantes relativa a la habilitación del Tren Maya a la cual asistieron los gobernadores de los estados de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco y Oaxaca. La importancia de ella radica en que no sólo se vislumbraron de manera más clara los objetivos, plazos, alcances y demás detalles sobre la habilitación del Tren Maya, sino que además se detalló el proyecto para el desarrollo del Istmo de Tehuantepec, un mega plan que activará la economía y generará el desarrollo sin precedentes de la zona que por cierto lo coordina Rafael Marin Mollinedo hombre de todas las confianzas del presidente electo AMLO.

Ambos proyectos permitirán hacer justicia en un tema que jamás en la historia de este país se había registrado; el desarrollo económico, social y cultural de la región Sursureste del país. En los hechos, la región más rica en recursos naturales del país, la que ha generado la estabilidad (poca o mucha) de toda la Nación, históricamente ha sido la más marginada; sin embargo, hoy, con los dos proyectos en ciernes, nos permite vislumbrar una historia radicalmente distinta para la región.

El Tren Maya, proyecto que conocemos de mejor manera, incluye la alternativa que generar el empleo suficiente, incluso para generar empleo temporal para quienes se encuentran en la tragedia de haber salido de sus países de origen en Centroamérica, y que en su afán de inmigrar a Estados Unidos se encuentran varados en nuestro país, una tragedia de derechos humanos que urge de soluciones viables y que de ninguna manera podría suponer que nuestro país aplique una política de marginación o de violencia pues es extremadamente claro que en el marco de la Seguridad Nacional, desatender o marginar, supone el fortalecimiento exponencial de las filas de la delincuencia organizada, eso lo sabemos por experiencia propia y la nueva administración Federal está considerando en un ejercicio de responsabilidad histórica.

Los beneficios apenas los estamos conociendo pues son muchos más en el marco macroeconómico y ya lo iremos tratando pues supone otros beneficios relativos a la reactivación de la industria ferroviaria, la misma que la administración de Carlos Salinas de Gortari abandonó, canceló para beneficiar al autotransporte de carga y pasaje carretero y la privatización de la industria carretera con beneficios exclusivos para empresas extranjeras. Esta arista considera reactivar la construcción y mantenimiento de trenes con mano de obra y tecnologías nacionales.

El proyecto del Istmo es también un proyecto que detonará el desarrollo a través de la habilitación de una zona de movilidad de personas y productos que en los hechos emulará a la capacidad transoceánica del Canal de Panamá, sin la necesidad de habilitar un canal; debido a la reducida distancia entre las costas del Atlántico y el Pacífico, construir un tren de alta tecnología y velocidad permitirá el cambio de rutas marítimas en tiempos muy reducidos.

LA CONSULTA SOBRE TODOS LOS TEMAS

A pesar de los beneficios, de la enorme aceptación que ya suponen estos proyectos, el presidente electo ha anunciado que el 24 y 25 de noviembre, convocará a una consulta en todo el país sobre estos y otros temas de la Agenda Nacional, en el entendido del respeto a la opinión de todos los mexicanos sobre temas trascendentes, se trata del tránsito en los hechos hacia una democracia participativa sine qua non que tiene como objetivo la modificación del artículo 35 Constitucional que permita, no sólo consultar todas y cada una de las acciones trascendentes del Gobierno, sino de hacer que los resultados de tales consultas sean de aplicación obligatoria, es decir, vinculatorio; pretende además que cualquier ciudadano pueda sugerir el tema de la consulta sin los candados que hoy considera la legislación.

LA “MARCHA FIFÍ”, LA SIMULACIÓN Y LOS INTERESES PARTICULARES

La marcha que varios miles de personas realizaron en días pasados para exigir que no se cancele el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional en Texcoco (NAIM), resulta ser un acto de simulación a todas luces; no se puede pedir respeto a un acto que evidentemente fue armado, patrocinado y financiado por los grupos de poder que han visto canceladas sus prerrogativas de las cuales han gozado durante todas las administraciones anteriores.

¿Que si la mayoría de los asistentes fueron acarreados y hasta pagados?, de eso no nos queda la menor duda; evidentemente que se trató de una simulación; si estos grupos han sido capaces de pagar fuertes sumas para financiar la corrupción que a la postre les beneficie, desde luego que con capaces de pagar a miles de personas por acudir a una marcha y hasta de instruirles en lo que deben hacer y decir.

Quienes se oponen a la concreción de los proyectos detonantes del crecimiento económico lo hacen con el claro objetivo de sabotear todo aquello que suponga la apertura de los proyectos de desarrollo para otras empresas y ciudadanos que no sean ellos, es el golpe más rudo a lo que los libros de economía política denominan “la oligarquía”, eso lo sabemos. Que los noticieros de las empresas monopólicas como Televisa y TV Azteca magnifiquen estos eventos pues no es más que un acto de congruencia; que entre los mensajes de estos grupos sigan insistiendo en la “venezuelización” de la administración, es también producto de la pérdida de poder.

Por lo pronto, viene la consulta a dos proyectos emblemáticos de la nueva administración Federal y sus beneficios los conocemos y abrazamos acá en donde la migración habitual, la falta de oportunidades y el desaseo institucional nos tiene a merced de los grupos delincuenciales; nos corresponderá entonces defender proyectos que a todas luces nos beneficia, proyectos que incluso la administración estatal que encabeza Carlos Joaquín González ve con buenos ojos y hasta promueve.

Saludos.

Comments

comments