#Columna: PLEAMAR | LA SOLUCIÓN A LA VIOLENCIA, NO ES LA VIOLENCIA: PLAN NACIONAL DE PAZ Y SEGURIDAD (Por Lenin Amaro Betancourt)

0
182

PLEAMAR
Por Lenin Amaro Betancourt

La solución a la violencia, no es la violencia: Plan Nacional de Paz y Seguridad

*El fortalecimiento y reintegración de la familia, punto toral del plan

La tarde de ayer, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador presentó ante los legisladores federales y la sociedad en general, el nuevo Plan Nacional de Paz y Seguridad. Este nuevo instrumento, atiende las causas de la violencia, inseguridad y comisión del delito en territorio mexicano y es, en los hechos, un plan histórico que nos permitirá recobrar la paz social y la productividad; el punto medular es: atender el problema social y económico, antes que generar más violencia en el país.

Muchos fueron los compromisos que la presentación que hiciera Andrés Manuel López Obrador y el próximo secretario de Seguridad Pública hicieran en torno de este nuevo plan; de los más trascendentes vino de la voz del propio presidente electo de México, en el sentido de que el Estado no hará uso de sus facultades para desaparecer o asesinar a ningún mexicano, es decir, a partir de la entrada de la nueva administración, se proscribirá la represión. Tan sólo este compromiso, logrará disminuir en mucho el grado de violencia que vivimos, pues se trata de prevenir tragedias como el Caso Ayotzinapa, Tlatlaya o tantos otros que conocemos.

Andrés Manuel fue muy claro al explicar que había dos alternativas; fortalecer a la figura de la Policía Federal o apoyarse en las fuerzas armadas. En su análisis, destaca que en la Policía Federal se tienen registrados a 40 mil elementos integrantes de la policía federal y no todos trabajan en lo operativo, la mitad están trabajando en labores administrativas, pero en Quintana Roo somos testigos que, de los 20 mil que se encuentran laborando en cuestiones operativas, muchos de ellos están de vacaciones; por ejemplo, aquí mismo, en Playa del Carmen tenemos a todo un regimiento de ellos hospedados cómodamente, comiendo todos los días a la carta, festejando los fines de semana en las calles; es decir, son muy pocos los auténticos policías comprometidos con los mexicanos.

Por ello se decidió generar la figura que ya consideraba la Constitución y que funciona en países como Francia o España, la Guardia Nacional, la cual estará integrada por elementos de la Policía Militar, de la Policía de la Marina y de la propia Policía Federal en una nueva corporación que además supone la habilitación de más de 200 coordinaciones en todo el país.

Por su puesto que también se ha hecho un compromiso resulta fundamental; acabar con la corrupción institucional. Durante el evento, el secretario de Seguridad Pública propuesto, Alfonso Durazo, explicó que por definición, la delincuencia organizada no puede existir sin un grado de involucramiento de funcionarios públicos que les ofrece impunidad.

Desde luego, al inicio de la campaña, el propio AMLO se comprometió a acabar con la corrupción y la impunidad; es ese el punto de partida del Proyecto Alternativo de Nación; sólo a través del combate a la corrupción y la impunidad es que se pueden garantizar resultados en torno de la prevención y combate a la inseguridad y la violencia que nos aqueja a los mexicanos.

Muchos fueron los puntos que el próximo presidente de México destacó del nuevo Plan Nacional, pero trasciende la importancia que se da al capítulo del fortalecimiento y reintegración de la institución de la familia. Durante su discurso, AMLO habló de las características de las familias mexicanas y destacó que, a diferencia de otras, nuestras familias son, por idiosincrasia, más solidarias con sus integrantes y se trata justo de eso, de recuperar la autoridad familiar, la reintegración y la importancia que ello supone.

Habló de la necesidad de ofrecer oportunidades a los jóvenes; dijo que no se puede seguir manteniendo en el vilipendio a nuestros jóvenes; rechazó, como lo ha hecho todo este tiempo, el mote de “ninis” y explicó que nuestros jóvenes, si efectivamente ni estudian ni trabajan, es porque no tienen las oportunidades para hacerlo, por lo que este plan atenderá esas necesidades urgentes para evitar que nuestros jóvenes se sigan viendo obligados a sumarse a las filas de la delincuencia organizada o al consumo de drogas.

Esta administración pública federal que está por tomar posesión, cuenta ya con todo un planteamiento que considera todos los aspectos para comenzar a atacar los lastres que nos mantienen en la miseria y la marginación. Desde luego, estas propuestas serán producto de ataques y vilipendios, pero ello es una consecuencia natural por parte de quienes se niegan a perder el poder y la impunidad de la cual, hasta hoy gozan; nos toca a nosotros, los ciudadanos, defender los proyectos que nos permitan crecer como sociedad.

Saludos.

Comments

comments