#Columna: PLEAMAR | LA TRASCENDENCIA DE LOS HECHOS (Por Lenin Amaro Betancourt)

0
208

PLEAMAR
Por Lenin Amaro Betancourt

La trascendencia de los hechos

Con el nuevo “Acuerdo para Garantizar el Derecho de Acceso a los Servicios de Salud y Medicamentos Gratuitos de la Población sin Seguridad Social”, se ha dado un salto cualitativo en cuanto a seguridad social se refiere, no sólo por el hecho de que éste, apunta a garantizar servicios médicos para todos los mexicanos, sino porque garantiza además el acceso a medicamentos gratuitos, con lo que se acaba el “cuadro básico de medicamentos”.

Este es un ejemplo más de cómo se puede cumplir con las promesas que se hacen durante las campañas, nuestro país comienza a sentar las bases del cambio profundo que le urgía a México hace ya muchos años; la salud es un derecho que no sólo tiene relación con el cumplimiento de una garantía humanitaria, es además, la mejor estrategia para prevenir la eventual presencia de epidemias sanitarias que tienen que ver directamente con la falta de atención médica para la mayoría de la población.

¿Cuántas veces nos ha pasado, o hemos sido testigos de personas a quienes, la institución de seguridad social le ha negado medicamentos “porque no forma parte del cuadro básico” y le solicita que los adquiera para seguir con el tratamiento? Muchas personas han muerto por esta causa, generando impotencia y tragedia a las familias mexicanas.

Con el anterior esquema, claramente se hacía una distinción, es decir, habíamos mexicanos de primera, de segunda y hasta de tercera pues si bien, una garantía de quienes ingresaban a un empleo ha sido el registro ante el Seguro Social, su aseguramiento se cancelaba apenas dejaba de laborar para esa empresa.

Pero lo más grave es que las personas no aseguradas que requerían hospitalización, eran rechazadas del Seguro Social, del Issste y qué decir del Hospital de Pemex o de la Sedena.

Hoy, con este acuerdo que han firmado de forma inicial los estados de Quintana Roo, Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz y Guerrero, los servicios de salud serán atendidos de forma universal en todas las instituciones existentes sin distingos, con un presupuesto histórico de 115 mil millones de pesos, a fin de garantizar no sólo el acceso, sino la entrega de medicamentos.

Para los gobiernos estatales, ésta es una garantía que les permitirá atender asuntos fundamentales de la gestión pública con la tranquilidad de que su población cuenta con servicios médicos de calidad y los medicamentos requeridos en su tratamiento.

No obstante que en otras administraciones y en los gobiernos de otros estados, los servicios de salud son un tema que se ha desatendido históricamente, Quintana Roo ha destacado por el buen trabajo que ha realizado la administración pública estatal.

Durante el gobierno de Carlos Joaquín se ha invertido más de 777 millones 245 mil pesos para mejorar los servicios de salud y vaya que era urgente la mejora; sabemos que aún hay necesidad de inversión, pero, a partir del pasado viernes, esta será una garantía que le toca cumplir a la federación.

Por lo pronto, debemos considerar que paulatinamente, aun aquéllos que sólo estaban registrados en el “Seguro Popular”, cuentan ya con la posibilidad de ser atendidos en cualquier clínica u hospital sin que el personal del nosocomio en cuestión le niegue el servicio, pero sobre todo, se contarán con los medicamentos que nos permitan mejorar el estado de salud y evitar eventuales muertes por falta de atención.

Comments

comments