IMPONE MORENA SU MAYORÍA EN SAN LÁZARO Y APRUEBA REFORMA SOBRE REVOCACIÓN DE MANDATO; ES UNA TRAMPA, ACUSA OPOSICIÓN

0
91

CIUDAD DE MÉXICO.- La mayoría en San Lázaro aprobó la reforma con la que se podrá consultar a los ciudadanos si el presidente Andrés Manuel López Obrador es sometido a revocación de mandato, lo que la oposición califica como una trampa.

Con 328 votos a favor, 151 en contra y 2 abstenciones, la iniciativa presentada por la diputada morenista Miroslava Carrillo fue aprobada en el pleno de la Cámara de Diputados.

La iniciativa busca reformar apartados de los artículos 53, 36, 41, 73, 99, 116, y 122 de la Constitución, “con la finalidad de instruir la figura de revocación de mandato”, por lo que pretende, de acuerdo con el texto discutido:

a) Establecer el derecho y obligación de votar en las consultas sobre revocación del mandato. Y entender esta como un medio de control constitucional de participación ciudadana, para destituir a los representantes de elección popular cuando lo soliciten los ciudadanos y haya transcurrido la mitad de su gestión.

b) Instruir la revocación de mandato mediante consulta ciudadana al Presidente de la República, los Diputados Federales, Senadores, Gobernadores de las entidades federativas, diputados locales, los integrantes de los ayuntamientos, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y los integrantes de las alcaldías de esta.

c) Considerar que la solicitud de la aplicación de una consulta de revocación de mandato debe ser el equivalente al 2 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, en la demarcación territorial correspondiente.

d) Implantar que el Instituto Nacional Electoral recibirá las solicitudes de revocación de mandato para verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos en esta Constitución y en las leyes en la materia; y organizará las consultas ciudadanas de revocación de mandato, así mismo, computará y hará la declaración de los resultados.

e) Establecer que el resultado de la consulta de la revocación sea vinculatorio, cuando participen al menos un tercio de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores. Y que el periodo sexenal del presidente sea de 6 anos, salvo que exista un proceso revocatorio en su contra. Asimismo, una vez publicada la reforma, el Congreso de la Unión tendrá un plazo de 90 días para emitir la legislación que regule la figura.

Partidos de oposición acusaron que se trata de un intento de Morena de poner en la boleta electoral de 2021, las elecciones legislativas intermedias, al presidente López Obrador.

Oposición y empresarios acusan trampa
La bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) desplegó mantas con la leyenda “Revocación sí. Consultas a modo, no”, y acusó que Morena quiere usar este mecanismo para ganar votos en las elecciones de 2021.

A través de su cuenta de Twitter, el PRD expresó que “está dispuesto a dialogar y a impulsar reformas para lograr una verdadera democracia en el país. No avalamos ejercicios que juegan con la opinión de la gente simulando democracia. No a las consultas populares al antojo presidencial”.

“Queremos una reforma constitucional de #RevocaciónDeMandato como derecho de la ciudadanía. No para simular y justificar la intervención presidencial en los procesos electorales. La propuesta de Morena solo busca que el presidenta aparezca en la boleta de la elección de 2021”, señaló.

Por su parte, los diputados de Movimiento Ciudadano exhibieron carteles que decían: “Revocación de mandato: prerrogativa ciudadana, no de gobernantes”.

Adriana Gabriela Medina, de este partido, llamó a corregir el dictamen y anunció que Movimiento Ciudadano votaría en contra. También pidió que, si se vota la revocación de mandato, esta se realice el 1 de diciembre y no en la elección federal de junio de 2021.

Los diputados del Partido de la Revolución Institucional (PRI) portaron figuras de Francisco I. Madero con la leyenda “Sufragio efectivo, no reelección”.

El líder de los legisladores priistas, René Juárez Cisneros, declaró que votarían contra “la reelección, porque la naturaleza de este dictamen no es de revocación, es de confirmación, de reafirmación”.

Los diputados de Acción Nacional (PAN) protestaron con carteles en los que aparece una urna con una boleta que dice “#Revocación es Reelección”.

El diputado panista Marcos Aguilar cuestionó que no se puede creer que utilizarán bien los instrumentos de consulta popular luego de los ejercicios que se han hecho, y dijo que hay que modificar el dictamen “para que la consulta popular y la revocación de mandato no sean mecanismos de presión o de propaganda política”.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) expresó su rechazo a la iniciativa de revocación de mandato a través de su cuenta de Twitter, donde escribió que “aunque a primera vista parece buena idea, en realidad se trata de una jugada tramposa”.

En un video, la Coparmex explicó que el ejercicio, como fue planteado por Morena, “amenaza nuestra democracia”, por “la aparición del presidente mientras está en funciones en una nueva boleta electoral en 2021”.

“Implica una reelección. México requiere estabilidad, no reelegir y reelegir a su presidente cada 3 años”, aseveró la Confederación.

En defensa del dictamen, la diputada de Morena Tatiana Clouthier dijo que se busca ampliar los derechos políticos de los ciudadanos y aseguró que “no estamos hablando de reelección como quieren hacer creer PRI y PAN”.

Mario Delgado, el coordinador de los diputados de Morena, rechazó que la iniciativa sea “una treta” para la reelección del presidente, y explicó que “lo que está diciendo… es que el pueblo pone y el pueblo quita”.

“No se trata de una reforma para la siguiente elección federal, sino se trata de una reforma para cambiar para siempre los incentivos del presidente de la República en todo su mandato”, afirmó.

Ahora la iniciativa será turnada al Senado de la República, para su discusión. Después tendría que ser aprobada por 17 congresos estatales. (FUENTE: ANIMAL POLÍTICO)

Comments

comments